Saltar al contenido

Crucero en Canadá: ¡disfrutando de una escala en la ciudad de Quebec!

marzo 23, 2020
Crucero en Canadá

Situada la parte Este de Canadá, Quebec es la provincia canadiense con mayor superficie (1.542.056 km²). Incluye a Montreal, una de las metrópolis más pobladas del país, y su capital es la ciudad de Quebec, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO. La riqueza de su patrimonio y su entorno natural convierten a esta ciudad en un emblemático puerto de escala durante un crucero por esta parte de Canadá.

 

La ciudad de Quebec, una ciudad con un rico patrimonio arquitectónico

La ciudad de Quebec fue fundada, a principios del siglo XVII, a orillas del río San Lorenzo, lo que la convierte en la ciudad más antigua de América del Norte. De su larga historia, la ciudad de Quebec ha conservado destacados vestigios como, por ejemplo, las murallas que rodean su “casco antiguo”. La ciudad presume de ser la única ciudad fortificada que permanece en América del Norte. Estas fortificaciones han servido para que la ciudad, desde 1.985, esté incluida en el Patrimonio Mundial de la UNESCO. Este importante patrimonio convierte a este lugar en una parada ineludible durante un crucero por Canadá con la compañía Royal Caribbean.

El núcleo histórico de la ciudad de Quebec, más conocido como Vieux-Québec, alberga otros tesoros arquitectónicos, como el Château Frontenac situado con vistas al río San Lorenzo. Destacado lugar histórico canadiense, este hotel también puede presumir de ser el hotel más fotografiado del mundo pues cautiva a los huéspedes a través de su compleja arquitectura compuesta por torres macizas y torretas poligonales coronadas por tejados inclinados. Su interior está suntuosamente decorado. Esta obra maestra arquitectónica se puede admirar en su totalidad desde la Citadelle de la ciudad de Quebec, un remanente de las fortificaciones de la ciudad vieja ubicada en Cap Diamant.

 

Lugares que merece la pena visitar en la ciudad de Quebec

Las Llanuras de Abraham son una de las visitas que no pueden faltar durante una escala de crucero en Quebec. Con unas 103 hectáreas de vegetación, se encuentran entre los parques urbanos más famosos del mundo. Este lugar también está repleto de historia, ya que fue aquí donde, en 1.759, se desarrollaron las feroces batallas entre las tropas francesas y las británicas. De hecho, por todo el parque se dispersan varios monumentos a los caídos. Desde el parque. Además ofrece hermosas vistas del río San Lorenzo.

El sitio arqueológico de Forts-et-Châteaux-Saint-Louis es otra visita importante durante una escala en la ciudad de Quebec. Las excavaciones han sacado a luz restos de la época de la colonización británica y francesa. Durante la visita, en la Terraza Dufferin, frente al Castillo Frontenac, se pueden contemplar vestigios de los siglos XVII y XIX.

En el Vieux-Québec hay otros muchos lugares interesantes, por ejemplo, Petit Champlain, una zona que se extiende al sur de la Place Royale, el corazón de la ciudad vieja. El Petit Champlain seduce con sus empedradas calles peatonales en las que se unen el auténtico encanto y las casas antiguas. Acoge la famosa escalera Breakneck, empinada escalera que conduce a una de las calles más antiguas de la ciudad, la Côte de la Montagne que, además, da acceso a Cap Diamant. Situada en parte en el interior de las fortificaciones, la calle Saint-Jean anima a recorrer sus restaurantes, posadas y tiendas ubicadas en algunos de los edificios más antiguos del Vieux-Québec.

 

Puerto de Quebec, la puerta de entrada a la ciudad de Quebec

La cuidad posee el puerto más antiguo de Canadá, el Puerto de Quebec. Junto con Montreal, uno de los puertos más importantes de Quebec, el Puerto de la Ciudad de Quebec disfruta de de una situación ventajosa en aguas profundas. Está dividido en varios sectores comerciales y turísticos. En Pointe-à-Carcy hay una terminal de cruceros y es el lugar en el que se detienen la mayoría de los barcos de crucero que pasan por la ciudad de Quebec. Sus muelles se encuentran cerca de Petit-Champlain, en el Vieux-Québec. Otros barcos anclan en el sector del estuario del puerto. Desde el puerto, un corto paseo lleva a los turistas hasta el centro histórico de la ciudad. Con regularidad, un autobús de enlace sale desde este muelle hacia el Vieux-Québec.

 

¿Cómo visitar la ciudad de Quebec durante una escala de crucero?

Aunque, desde el puerto de Quebec, es posible visitar el Vieux-Québec a pie, durante una escala de crucero, hay otras formas más atractivas de recorrer el centro histórico. Entre las más originales destacan las visitas guiadas en “rickshaw”. Este tour lleva a los visitantes hasta las principales atracciones turísticas de la Ciudad Vieja de Quebec. Este paseo, que dura entre 45 y 90 minutos, está dirigido por un guía ciclista. Otra opción es subir al “autobús imperial rojo” que se detiene en diversos lugares del Vieux-Québec y, desde el piso superior, descubierto brinda la oportunidad de admirar en su máximo esplendor la ciudad.