¡¡¡Hola Viajeros!!! Hoy queremos hablaros de uno de los pueblos más bonitos de Barcelona que pudimos conocer en nuestra última visita a la ciudad.

Como ya sabéis Cristian es de Barcelona, así que intentamos visitar algún rincón nuevo cuando vamos a ver a la familia. En esta ocasión decidimos hacer una ruta por unos pueblecitos que teníamos muchas ganas de conocer, Rupit, Pruit y Tavertet.

El primero que visitamos fue Rupit y Pruit. Estos dos pueblos están separados por un puente colgante. Si venís en coche os aconsejamos que aparcar a la entrada de Rupit, donde encontrareis un aparcamiento muy grande. Al pueblo solo pueden pasar los vehículos de los vecinos y repartidores.

Una de las cosas que nos encantó fue el puente que separa los dos pueblos. Este puente solamente para valientes, ya que da un poco de yuyu porque se mueve un montón. Pero las vistas merecen mucho la pena.

 

¡¡Ojo!!! El puente no puede ser cruzado por más de 10 personas a la vez.

El mayor encanto de este pueblo son sus calles y casas de piedra. En algunas de sus casas podeis ver la fecha de construcción de la vivienda y si fue un comercio, de que tipo de comercio se trataba. La verdad esque nos encantó que tuvieran tanto detalle y lo bien conservado.

 

Otro lugar que no podéis dejar de visitar es la iglesia de San Miguel. Que como todo el pueblo es pequeña y preciosa. Por sus estrechas y pedregosas calles podréis encontrar tiendas de souvenirs y varios sitios donde comer. Aunque todos tienen muy buena pinta, nosotros picamos algo de lo que llevamos en los merenderos de la entrada del pueblo.

Mucho cuidado cuando paseis por sus tiendas de embutidos típicos porque será más que difícil no caer en la tentación.

Otro atractivo del Rupit es la cascada de Sallent, para llegar a la cascada tenéis que hacer una ruta de senderismo de una hora más o menos. Al final encontrareis una cascada de 150 metros, espectacular. Las indicaciones empiezan en la plaza del pueblo. No hay pérdida.

Como curiosidad Rupit y Pruit solamente tiene 350 habitantes. Seguimos con los pueblos más bonitos de Barcelona.

 

Una vez términos con Rupit y Pruit dos pueblos que nos han enamorado, montamos en el coche rumbo a Tavertet un pueblecito con encanto que no os podéis perder.

Sin duda ya llegar a  Tavertet es una pasada a unos 10 minutos del pueblo pasareis por los riscos de Tavertet. Desde este lugar podéis tener unas vistas increíbles de los riscos de más de 400 metros. Es obligatorio para hacer unas fotos y cargarte de energía positiva.

 

Después de la parada seguimos hasta Tavertet. Os recomendamos aparcar en la entrada porque gran parte del pueblo es peatonal.

En el pueblo podéis encontrar la Iglesia de San Cristóbal de Tavertet  Construida en el siglo XI. A nosotros que nos encantó poder visitarla y conocer una iglesia con tanta historia.

Después toca dar un paseo por sus calles, tocar a sus animalitos y hacer fotos. Y hasta aquí un día por los pueblos que más nos gustan de Barcelona.

 

Viajeros una cosa es segura con días como hoy volvemos a casa con las pilar cargadas.

Hasta la próxima viajeros.

 

Cataluña en miniatura

En Cataluña en miniatura encontrareis los monumentos más emblematiscos de Cataluña a escala. Una divertida y entretenida que no os podéis perder.

Cereal Hunter Barcelona

A veces al visitar alguna ciudad, nos gusta también ver algún sitio curioso. Y así lo hicimos en Barcelona, nos hemos venido hasta Cereal Hunter Barcelona.

Es un bar “SOLO DE CEREALES”, el Cereal Hunter Barcelona. ¡¡¡Una pasada!!!

Columpio de Barcelona.

Como llegar al mirador del columpio de Barcelona. Os sorprenderán las vistas desde el famoso columpio de Instagram.