Viajeros prepararos para morir de envidia. Hoy en en la sección de entrevistas viajeras os traemos a una de las verdad. Ni os la vamos a describir. Mejor os dejamos como se describe en su blog y ya vais alucinar. www.travelsandlives.com

¡Hola! Soy Asun (a veces María), tengo 31 años y soy viajera. Empecé a moverme por Europa allá por el 2009 y desde entonces supe que yo había nacido para esto. Y aunque tardé una eternidad en dar el paso, ya puedo decir que vivo viajando.

Ahora estoy viajando por el continente americano desde Alaska hasta Ushuaia. Y no, no sé cuándo voy a volver.

¿Cuál fue tu primer viaje? En realidad llevo toda la vida viajando. Mis padres nunca han tenido una residencia fija por temas de trabajo y casi siempre han vivido separados. Así que cada fin de semana conducíamos unos 150 kilómetros para visitar a mi padre. Creo que mi infancia viajera me marcó para el resto de mi vida porque siempre me ha encantado visitar otros lugares.

¿Cómo empezó la idea de contarlo todo en un blog de viajes? La idea de empezar un blog de viajes me rondaba desde hace muchos años, tantos como los que estuve pensando en dar la vuelta al mundo. Finalmente, el año pasado, concretamente en junio de 2017, comencé mi aventura por el continente americano. Me planteé recorrerlo todo, desde el Polo Norte hasta el Polo Sur. Y quise contarlo en un blog que llamé Travels & Lives. En él trato de reducir los prejuicios asociados con los viajes. No solo prejuicios contra las personas sino también esos que nos impiden cumplir nuestros sueños.

¿Cómo clasificarías tus viajes? Creo que un poco de todo. Los últimos meses ha sido más aventura que otra cosa. Pero vivir en una aventura constante también cansa. Llevo 18 meses viajando y viviendo en un coche y ha habido de todo. En invierno tuve que alquilar una habitación ya que quise pasarlo en las Rocky Mountains de Canadá, con temperaturas extremas de hasta -45 ºC que hacían imposible seguir viajando en el coche. Y ahora mismo estoy pensando en pasar unas vacaciones en la Baja California de México para descansar del viaje. Puede parecer irónico, pero necesito descansar 🙂

¿Cuál ha sido tu mejor experiencia viajera? ¿Y la peor? Las mejores experiencias siempre vienen de la mano de las personas que conozco en el viaje. Ha sido una maravilla poder compartir sus vidas por unos instantes, sentir la generosidad de todos ellos y experimentar sus estilos de vida. Recuerdo con mucho cariño un voluntariado en Chiapas (México) donde pude compartir y aprender del movimiento zapatista.

Y, por supuesto, una de las mejores experiencias ha sido viajar al Ártico canadiense. Allí no están acostumbrados a recibir turistas y aún así nos recibieron con los brazos abiertos, los niños nos seguían a todas partes y nos obserbavan sin ningún tipo de vergüenza, nos reservaron el mejor sitio del pueblo para pasáramos la noche con vistas hacia el Océano Ártico (totalmente gratis), todos nos sonreían y nos saludaban, sin excepciones. Todavía mantienen intactas sus tradiciones; aunque, mucho me temo, que con la llegada de los turistas, esto irá cambiando poco a poco.

La peor experiencia la tuve en Marrakech. Ya conocía la Ciudad Roja y quise volver a visitarla el año pasado. Fue un tremendo fiasco. No sentí la cordialidad y la amabilidad que sí conocí la primera vez que visité la ciudad. Marrakech, ahora, parecía un ring de lucha libre donde muchos de sus habitantes se han convertido en auténticos zombis de la venta y solo ven al viajero como un billete con patas. Es una pena, porque la ciudad es preciosa.

Cuéntanos esa anécdota viajera que te hace sonreír cada vez que la recuerdas. ¿Solo una? 😛 Te voy a contar el primer problema que tuvimos después de comprar el coche en Canadá. Estábamos en Nueva Escocia, no sabíamos nada de mecánica, nada de cómo era la gente por allí. Estábamos en nuestra primera semana de viaje. Un poco temerosos de lo que nos podía pasar. Paramos a ver el atardecer en un mirador, lejos de toda ciudad. Cuando quisimos arrancar de nuevo, el coche no respondía. Obviamente, nuestro seguro no incluía grúa y si la quieres debe ser un buen pellizco. Así que miramos a nuestro alrededor y vimos un camping. Allí fuimos a preguntar. Resulta que el dueño era mecánico y nos arrancó el coche. Nos invitó a un helado gigante y nos recomendó que condujéramos sin parar hasta su taller, unos 100 kilómetros al sur. Se nos había roto la pieza que arranca el coche. Llegamos a eso de media noche, aparcamos y en unos minutos una mujer nos dio la bienvenida y nos trajo la cena: pizza y bebidas. Cuando abrimos la caja y vimos que era de carne, quisimos llorar. Nosotros somos vegetarianos, pero el hambre nos pudo y acabamos comiéndola. Al día siguiente, los trabajadores del taller llegaron y nosotros seguíamos durmiendo en el coche. La verdad es que fue un poco subrealista porque nadie nos dijo nada. Al rato nos levantamos y les explicamos la situación. Estaban un poco extrañados de que estuviéramos allí pero ¡ni se les había ocurrido molestarnos! Llegó también el dueño y en un par de horas teníamos el coche arreglado. La amabilidad de las personas nos ha salvado en muchas ocasiones.

¿Destino favorito? ¿O soñado? De todos los visitados, de momento, mi destino favorito ha sido el Ártico canadiense. Es naturaleza en estado puro. Puedes conducir durante 300 kilómetros y no encontrar ningún vestigio de humanidad. Fue muy chocante y muy maravilloso a la vez. Además, llegamos en pleno solsticio de verano, lo que quiere decir que no había oscuridad, no había noche. Increíble. En esta foto salgo yo en lo alto de una montaña a eso de las 3 de la mañana, estaba fascinada porque el atardecer se convirtió en amanecer en unos pocos segundos.

¿Que no puede faltar en la maleta? Ropa y botas de trekking, un buen saco de dormir para bajas temperaturas (soy muy friolera), cámara de fotos y mi portátil para compartir mis experiencias y aprendizajes.

¿Cómo escoges tus destinos? Cuando empecé a viajar eran casi siempre destinos europeos. Yo soy española y viajar por Europa es bastante asequible. Así que abría alguna página de vuelos y me ponía a investigar dónde iba a ser más barato, vuelo y alojamiento. Ahora los destinos están más claros: siempre hacia el sur, atravesando el continente americano. Desde hace un tiempo he dejado de planificar la ruta, nos basamos en recomendaciones de la gente del lugar y de otros viajeros que nos cruzamos. Viajar así es increíble porque, al no tener ninguna expectativa, siempre nos maravillamos con los destinos. Somos como niños descubriendo el mundo por primera vez, sin haber visto fotos en internet, sin haber leído nada. Imagínate la excitación cuando llegas a un lugar como este casi por casualidad.

¿Que es lo más importante que habéis aprendido viajando? ¿Y en qué os a cambiado la vida? A confiar en la gente sean como sean, vivan donde vivan. Jamás hemos tenido ningún problema con las personas, al contrario, siemre nos han ayudado. Cada día hablamos con un montón de personas, y el hecho de que nos compartan sus sueños es mágico, es como tener un montón de amigos repartidos por el mundo. Aunque no les volvamos a ver más, ellos siempre formarán parte de nuestra familia.

Y por último, ¿cuál es vuestro próximo destino? Continuamos hacia el sur. Ahora mismo estamos en San Diego, California, y ya vamos a entrar a México. La idea es explorar el país de norte a sur. Aunque primero vamos a descansar por un par de meses en la Baja California.

Más entrevistas viajeras:

Entrevista a Jaime. Un viajero de verdad.

Os traemos a un VIAJERO CON MAYUSCULAS. Un viajero de los que nos gustan, de los de mochila al hombro. Y encimas nos enseña sus experiencias en su canal de Youtube para darnos mucha envidia. Os animamos a leerla

Entrevista a Nos gusta viajar en familia.

Viajeros hoy os dejamos una entrevista de una familia viajera de las de verdad, de corazón viajero. Os recomendamos a todos que los sigáis en sus redes sociales y que aprendamos juntos de ellos. Sin duda son una familia envidiable con la que vamos a pasar muy buenos momentos. Abajo os dejamos sus redes sociales.

Entrevista a El Pollito Viajero.

Mi primer viaje fue solo de vuelta. Yo vivía en un escaparate en Malta. Allí estaba todo el día sentado y aburrido. Pero llegaron mis humanos y me adoptaron. Recorrimos la isla y aprendí a chapotear y a revolotear.

Entrevista a los chicos de Vivoxplorando.

Hoy en la sección de entrevistas viajeras tenemos a dos enamorados de los viajes. Que han viajado por medio mundo y ahora nos lo cuentas en su blog Vivoxplorando.  
Un Blog que os recomendamos a todos.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar