Estamos pasando unos días en Valencia y queremos irnos de aquí sabiendo hacer el plato estrella de Valencia. Y sin duda hablamos de ¡¡¡ La paella !!! Y para ello hemos venido el mejor sitio que podíamos.

Y es la Escuela de Arroces y Paellas la Valenciana.

La encontramos en el centro de la ciudad en la calle Juristas Nº11 a 5 minutos de la catedral.

Empezamos:

Llegamos a las 10 de la mañana y nos tomamos un café mientras esperamos que vengan el resto de los participantes. Una vez que estamos todos lo primero que hacemos es irnos de compras al Mercado central de Valencia acompañados por Nuria, nuestra guía y traductora.

Salimos andando desde el local en dirección al Mercado Central de camino pasamos por la plaza redonda donde se encuentra la fachada más estrecha de Europa.

dsc09734

Que por cierto la pudimos ver gracias a Nuria nuestra guía.

Seguimos hasta llegar al mercado, y una vez estamos aquí nos dan una pequeña explicación sobre el estilo de la arquitectura del edificio. Y recorremos el Mercado Central buscando los productos que necesitamos para realizar nuestra paella. El mercado es muy bonito y puedes encontrar todo tipo de productos frescos y calidad excelente.

Como curiosidad os dejamos la foto de uno de los puestos que mantienen el tamaño original. Los puestos que son más grandes es porque han comprado varios puestos y los han juntado.

dsc09754

Compramos las verduras, el pollo, el conejo y el carísimo Azafrán. (4500 euros el kg). Los alimentos que compramos en la visita al mercado están incluidos en el curso.

dsc09742 dsc09746

Una vez terminamos volvemos a la escuela.

Ya estamos de vuelta y ahora sí que empezamos lo divertido. El curso se imparte dentro del Restaurante La Valenciana.   Lo primero que hacemos es vestirnos como es debido, delantal, gorro y guantes de látex.

dsc09765

Una vez estamos preparados pasamos a la cocina y nos ponemos delante de las paelleras. Ya tenemos preparados los ingredientes, y empezamos a preparar la paella bajo las instrucciones del Maestro Paellero. Os dejamos la receta al final.

dsc09811 dsc09812

La clase pasa volando, ya que lo hacemos todo nosotros desde preparar la verdura, cocinar echar el arroz, vamos todo.

Abajo os dejamos la receta por cortesía de La Valenciana.

A mediados de la clase hacemos un pararon para desayunar. (Desayuno incluido en el curso).

Terminamos de picar y seguimos con nuestra paella. Mientras aprendemos hacer la paella nuestro profesor nos explica de dónde proviene la tradición paellera, de donde son los productos que utilizamos y todo sobre este riquísimo plato.

Una vez terminada nuestra paella llega el gran momento ¡A Comer!

Una vez terminamos de comer para finalizar el día, nos entregan ¡ El Diploma !

dsc09932 dsc09936

dsc09921

En resumen este curso es una experiencia muy divertida y lo mejor que aunque ni mucho menos somos unos expertos en paellas  ya tenemos una idea de cómo se hace este plato tradicional.

Así que vamos animaros hacer vuestras paellas.

logo_lavalenciana

Escuela de Arroces y paellas.

La Valenciana.

 

Receta para hacer paella valenciana

  PAELLA RECOMENDADA DE 42 A 46 cm de diámetro Ingredientes para cuatro personas

  • 400 gr. arroz bomba (preferiblemente)dsc09933
  • 500 gr. De pollo, partidos en trozos de 50 a 60 gr.
  • 500 gr. De conejo, partido en trozos de 50 a 60 gr.
  • 200 gr. De ferradura (batxoqueta o judia verde plana) *
  • 150 gr. De garrafón limpio**
  • 2 tomates rojos medianos maduros.
  • 1 cucharada de café de pimentón dulce
  • Unas hebras de azafrán, calidad coupé, a ser posible ***
  • dsc09770250 gr. De caracoles, previamente cocidos
  • 120 ml. Aceite de oliva virgen suave
  • Ramita de romero fresco
  • Agua, 4 o 5 partes por cada 1 de arroz *en caso de vivir en Valencia, puede añadirle otras verduras típicas, que encontrará en el Mercado Central, como el roget, la tavella o alcachofas (según temporada).
  • **el garrafón puede ser fresco, congelado o seco. Si es seco, se tiene que poner en remojo el día anterior y cocerlo durante 1 hora o 20 min. si es en olla a presión. ***la sugerencia de usar azafrán, a ser posible de calidad coupé, aporta un color anaranjado, un aroma y un sabor inigualables, a la vez que nos permite omitir el uso de colorantes artificiales que hacen la paella amarilla y, entre sus composición principal, está la tartrazina E-102.
  • ELABORACIÓN 

  • Trocear la carne, sin salarla, en trozos de 50 a 60 gramos. Trocear la batxoqueta, desgranar el garrafón y rallar el tomate. Con la paella a fuego suave en el centro, verter el aceite y observar que quede nivelado en el centro. Cuando el aceite esté caliente, añadir primero el pollo, pues su carne es más densa que la del conejo. Cuando esté dorado por ambos lados, hay que apartarlo a los laterales de la paella y repetir la misma operación con el conejo. Es muy importante dorar muy bien toda la carne, a fuego suave y sin prisas, que esté todo bien frito, ahí radica parte del secreto de una buena paella. En el centro de la paella, sofreír la batxoqueta y, si tenemos, el roget. Sofreírlas con cuidado, sin que se quemen, y echar el garrofón y la tavella, si la tenemos. Apartamos la verdura a los laterales de la paella y echamos el tomate rallado en el centro, le añadimos sal y lo sofreímos. Cuando el tomate ha soltado todo el agua, sabemos que está sofrito. Entonces, añadimos una cucharadita de café de pimentón y lo removemos rápidamente, evitando que se queme, pues amargaría el sabor. Una vez cocinados bien los ingredientes anteriores, los removemos y dejamos sofreír todo junto durante unos instantes. La carne debe estar bien dorada y la verdura y el tomate, bien sofritos. A continuación, añadimos el agua a la paella, hasta casi el borde del recipiente. Subimos el fuego y, cuando empiece a hervir, añadimos el azafrán. Probamos y rectificamos el punto de sal, y ponemos una ramita de romero fresco, que en 10 minutos sacaremos para que no deje un exceso de sabor. Dejamos cocer, a fuego lento, de 30 a 40 minutos. Si el agua baja del nivel de la mitad de una cuchara sopera, en vertical, o por debajo de los remaches internos de las asas de la paella, se añade más agua. No está mal quitar caldo o añadir agua, pero siempre que sea antes de echar el arroz. En este punto, añadimos los caracoles, si lo deseamos, y echamos el arroz haciendo un trazo del diámetro de la paella (cavalló), nunca en forma de lluvia. Repartimos con la espátula el arroz, de forma uniforme, y ubicamos a la vez la carne y la verdura por toda la paella, proporcionalmente, y ya no tocaremos más los ingredientes de la paella. Cocer a fuego vivo, los primeros 5 minutos, a continuación bajar a fuego medio y los últimos 4 o 5 minutos a fuego muy lento: total, de 18 a 20 minutos de cocción. No sobrepasar nunca este tiempo, aunque nos quedase algo de caldo, pues el arroz se pasará (esclatar, como se dice en valenciano) y el arroz debe quedarnos seco y con el grano entero. Si la paella se ha quedado un poco corta de caldo, se baja el fuego a mínimos y se puede tapar con papel de aluminio, para que evapore menos caldo. Si somos valientes y nos gusta el socarrat, subimos el fuego a tope en el centro de la paella, o la posamos en las brasas directamente, si hemos cocinado a leña. Si quieres que el socarrat se quede suelto o se te ha pegado un poco, coloca la paella sobre un trapo húmedo, nada más sacarla del fuego. Apagamos y dejamos reposar 5 minutos. Si el arroz ha quedado un poco duro, tapamos la paella con papel o con un cartón y le salpicamos un poco de agua, dejando que repose unos minutos más. Para ser totalmente fieles a la tradición, la comeremos con cuchara de madera y directamente de la propia paella. Cuantas más paellas cocines, más buenas te saldrán. Buen provecho.

logo-nuevo-escuela

Más artículos sobre España:

Cosas que ver en Sevilla

Chicos, hoy os queremos contaros cosas que ver en Sevilla. Para nosotros Sevilla es un ciudad muy especial, y la visitamos varias veces al año ya que tenemos allí parte de nuestra familia. Que visitar en Sevilla, es seguro la pregunta que os hacéis cuando empezáis…os lo contamos todo.

Cereal Hunter Barcelona

A veces al visitar alguna ciudad, nos gusta también ver algún sitio curioso. Y así lo hicimos en Barcelona, nos hemos venido hasta Cereal Hunter Barcelona.

Es un bar “SOLO DE CEREALES”, el Cereal Hunter Barcelona. ¡¡¡Una pasada!!!

Visita Alcalá del Río

Hemos aprovechado una visita a Sevilla para visitar la población de Alcalá del Río. Un pueblo lleno de calles de casas blancas con todo el encanto. Alcalá del Río fue declarado uno de los más bellos de Sevilla.

El Castillo de las Guardas

Como ya sabéis los animales nos encantan. Y nos hemos enterado que a unos 40 km de Sevilla tenemos La Reserva del Castillo de las Guardas. Un lugar donde poder disfrutar de los animales en semilibertad.

 

Close