Hola chicos, seguimos con las paradas de crucero. Hoy os queremos hablar de Civitavecchia (Puerto de Roma).

Esta parada comienza temprano. Nosotros en esta ocasión hemos decidido no coger ninguna excursión porque la empresa exterior al barco no hace salidas y hacerla con la naviera es un robo. (Casi 100 euros con Costa cruceros).

Lo primero que tenéis que saber es que podéis ir a Roma por vuestro pie, el que dice a pie, dice en tren por vuestra cuenta. jajajaja

Para llegar son 80 km hasta Roma y se tarda aproximadamente una hora, cuesta 12 euros en tren. Pero el único inconveniente es que hay que calcular muy bien los tiempos ya que no sería una buena experiencia quedarse en tierra. Qué hacer y qué ver en Roma os lo contamos en otro post.  Os dejamos los horarios del tren aquí web oficial del pueblo de Civitavecchia.

Hoy nos vamos a centrar en Civitavecchia.

Empezamos:

Nada más bajar del barco os encontrareis los autobuses, que son gratuitos, y os llevaran del barco hasta la salida del puerto. La lanzadera hace el recorrido cada 15 minutos y recordar que esta prohibido ir andando por el puerto.

El bus os dejará en una plaza justo en la entrada y desde ahí podremos empezar a caminar hacia el centro de Civitavecchia. No tiene perdida solamente es seguir la calle todo recto.

Lo primero que encontrareis es la catedral de Civitavecchia que está dedicada a San Francisca de Asís. Es la principal iglesia de la ciudad. Es muy bonita y merece la pena una visita rápida. Eso sí, no esperéis una catedral grande llena de reliquias sino más bien una humilde pero muy bonita.

DSC00234 DSC00246

Seguimos con la visita y al llegar al final de la calle cogemos a mano derecha en dirección a la playa, aquí encontramos una oficina de turismo. Sinceramente ni perdáis el tiempo porque no te informan de nada. Una vez en el paseo veréis un espigón muy bonito y desde él podréis hacer unas fotos muy chulas de la playa.

DSC00274 DSC00277

Una vez terminamos, volvemos pero esta vez en lugar de ir por el centro os recomendamos volver por el fuerte de Michelangelo y el Puerto Histórico de Civitavecchia. La lástima es que no podemos visitar la fortaleza por dentro ya que tiene que sea muy bonito.

DSC00282 DSC00314

Una vez terminamos de dar una vuelta por el fuerte, ya nos volvemos para el barco con tiempo de sobra para llegar a la comida. Como habéis visto este pueblo no tiene mucho que ver así que lo que os recomendamos es que vayáis a Roma o directamente que disfrutéis del barco.

Chicos os seguimos contando todo sobre las paradas de crucero no dejéis de seguirnos.

 

 

Más artículos sobre Cruceros:

 

Close